El Castillo de Guerreros Chinos

Cierto día en un Castillo de Guerrero Chinos, se encontraron con la muerte de uno de sus guardianes y fue preciso encontrar un substituto El Gran Maestro convocó a todos los discípulos para determinar quien sería el nuevo centinela. El Maestro, con mucha tranquilidad y calma dijo: “Asumirá el puesto e primer guerrero que resuelva el problema que voy a a presentar”. Entonces colocó una magnifica mesita en el centro de la enorme sala en que estaban reunidos y encima de ésta colocó un jarrón de porcelana muy raro con una rosa amarilla de extraordinaria belleza en él y dijo así: “¡Aquí está el problema!”

Todos quedaron asombrados mirando aquella escena: n jarro de extremo valor y belleza, con una maravillosa flor en el centro. ¿Qué representaría ? ¿Qué hacer? ¿Cuál es el enigma? En ese instante uno de los discípulos sacó una espada, miró al Gran Maestro y a todos sus compañeros se dirigió al centro de la sala y … ZAZ!!!!! Destruyó todo de un solo golpe. Tan pronto el discípulo retornó a su lugar, el Gran Maestro dijo: ” Usted será el nuevo Guardian del Castillo” -Yo fui bien claro dije que ustedes estaban delante de un problema. No importa cuán bello y fascinante sea un problema, tiene que ser enfrentado. No huyas de él…Camba la interpretación que lo convierte en un problema.

Ahora contestate estas preguntas:

¿Cuántos de tus problemas pasan a tener menos importancia con esta postura?

¿Cuántos de tus problemas podrían desaparecer?

¿A cuántos les puedes cambiar la interpretación para ser más feliz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *